El Primer Ca’n Joan de s’Aigo

Uno de los locales con más solera de nuestra ciudad es Can Joan de s’Aigo, la célebre chocolatería. Todo el mundo sabe que a media tarde se forman auténticas colas para degustar la repostería, chocolates y helados que allí se fabrican artesanalmente. Actualmente, la casa cuenta con dos locales: uno en la calle de Can Sanç y otro en Baró de Santa María del Sepulcre.

Pero el local original, fundado nada menos que en 1700, estaba en la calle Fiol. Muchos todavía lo recordarán, con aquel mosaico que ahora se conserva con veneración en el local de Can Sanç. El traslado se efectuó en 1977, dado el estado de ruina del edificio donde se encontraba.

Una foto del mosaico


Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email